Corte de EEUU rechaza reducir pena de 112 años a individuo que ocasionó tiroteo

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La Corte Suprema de Oregón desestimó este jueves la apelación presentada por Kip Kinkel tras señalar que no fue inconstitucional la sentencia de casi 112 años que recibió por matar en 1998 a sus padres y desatar un tiroteo mortal en una escuela.

En su escrito, la máxima instancia judicial de este estado rechazó reducir la pena al condenado, que tenía 15 años cuando cometió la matanza en la que también acabó con la vida de otras dos personas y dejó 25 heridos en la secundaria Thurston, en Sprinfield (Oregón).

La Corte Suprema, cuya decisión se alinea con una previa emitida por la corte de apelaciones estatal, señaló que los crímenes que cometió Kinkel, hoy de 35 años de edad, reflejan “corrupción irreparable” y no inmadurez juvenil.

Los abogados de Kinkel habían argumentado que la condena equivalía a una cadena perpetua y violaba la octava enmienda, porque los crímenes los cometió cuando era menor de edad.

Aseguraban que la condena era inconstitucional dada una decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de 2012, que dictaminó que las sentencias de cadena perpetua para dos acusados de asesinatos de 14 años eran un castigo cruel e inusual, debido a su edad, lo que llevó a que se volvieran a evaluar las sentencias de homicidio juvenil en las cortes de todo el país.

El tribunal de Oregón consideró que la sentencia de Kinkel no viola la Constitución ni las conclusiones del caso de la Corte Suprema por la importancia de los crímenes y añadió que la sentencia es proporcionada por la cantidad de personas que mató e intentó matar.

Miembros de la Suprema estatal alegaron que los problemas mentales de Kinkel son incurables, ya que ha sido diagnosticado por los médicos con esquizofrenia paranoica.

Previamente, el Tribunal de Apelaciones de Oregón también había determinado que la sentencia de Kinkel era constitucional.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.