Toluca, la nueva pieza en el plan de Santa Lucía

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, anunció que la próxima consulta para decidir si continúa la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) o desarrollar la base militar de Santa Lucía tendrá una variante en la segunda opción que permitirá atender 100 millones de pasajeros en su inicio (la terminal en proceso plantea movilizar 70 millones en su primera etapa).

A la opción del gobierno entrante de operar Santa Lucía y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), se suma el Aeropuerto Internacional de Toluca para crear un sistema aeroportuario, aunque no ofreció detalles sobre la infraestructura terrestre que se necesita para conectarse.

Seguir la obra de Texcoco o desarrollar el sistema, dijo en conferencia de prensa, resultan alternativas para resolver el problema de saturación en el largo plazo, aunque es necesario tomar acciones inmediatas para no detener el crecimiento de la demanda de servicios aéreos, independientemente del resultado de la encuesta.

Una vez más, Espriú señaló que en caso de que continúe el NAIM no estará terminado en el 2022, como lo ha referido la firma que tiene la gerencia de la obra, Parsons, y que estima que pueda operar comercialmente hasta el 2024.

“Es claro que tenemos que tomar medidas inmediatas e impostergables para resolver el problema de saturación, lo que quiere decir trabajar en la rehabilitación y modernización del AICM para atender 50 millones de pasajeros con toda seguridad por año, que representará una cirugía mayor, y hacer también adecuaciones al aeropuerto de Toluca, que podría sumar hasta 14 millones de pasajeros por año y actualmente está subutilizado”, comentó.

El monto que se pretende destinar el próximo año para dichas tareas suma 5,000 millones de pesos, aunque no se precisó si serán del presupuesto de egresos o recursos comerciales o de la tarifa de uso aeroportuario, del AICM, que requerirá de 60% de ese dinero.

La opción de reactivar el aeropuerto de Toluca ya formaba parte del plan de contingencias del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, en caso de retrasos del NAIM por cuestiones políticas, aunque como medida temporal. Sin embargo, se sumó como parte de una acción de largo aliento en caso de que la consulta considere que se tiene que cancelar la construcción de la obra de Texcoco.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.