Con cerco policial, Maduro impide sesión del Congreso

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Desde que el chavismo perdió la mayoría en el Congreso, en 2015, el gobierno de Nicolás Maduro, a través del Tribunal Supremo, emitió 97 fallos para disolver a la Asamblea Nacional (AN), según la asociación Acceso a la Justicia, comprometida con la defensa del Estado de derecho.

De acuerdo con la ONG, el plan inició semanas después del triunfo opositor, con la suspensión de cuatro diputados, con el fin de afectar el funcionamiento de la AN. Después, en 2016, la Corte declaró a la Asamblea en desacato; incluso, se autoproclamó autoridad para ejercer el control del presupuesto de los legisladores.

Así restó cada una de las prerrogativas del Parlamento, para adjudicárselas: como la potestad de designar a rectores del Consejo Electoral; también la de recibir el informe de gobierno del presidente.

En 2017, empezó a perseguir a diputados. El primer blanco fue Freddy Guevara, de Voluntad Popular, la misma formación a la que pertenecen Leopoldo López y el líder de la AN, Juan Guaidó.

“En Venezuela hay una política sistemática de represión contra opositores o quienes son percibidos como tales por el hecho de protestar, por lo que Maduro tendrá que rendir cuentas ante la justicia internacional”: Érika Guevara, Directora para las Américas de Amnistía Internacional.

La Corte llegó a anular explícitamente al Parlamento. Con la sentencia, el chavismo pretendía legislar con el Poder Judicial. La oposición denunció y miles salieron a las calles. La comunidad internacional reaccionó y el Tribunal debió retroceder. Pero Maduro no se resignó e instaló una Asamblea Nacional Constituyente.

Este año, luego que más de 50 países desconocieron la reelección de Maduro y respaldaran al líder de la AN, la Corte decretó “medidas cautelares” contra Guaidó y lo declaró en “desacato”. Además, ordenó el secuestro del vicepresidente de la Asamblea, Edgar Zambrano, y el allanamiento de la inmunidad parlamentaria para una decena de diputados.

Un contingente de más de 100 uniformados cerró ayer los accesos a la AN, luego de una supuesta alerta por un posible artefacto explosivo. El acto fue inmediatamente condenado por el dirigente opositor, Juan Guaidó, quien afirmó que “el régimen mantiene un golpe continuado contra la Asamblea Nacional”.

Guaidó además refirió que aunque no pudieron sesionar ayer; lo harán hoy. “El Palacio Legislativo no nos hace diputados; lo que nos hace diputados es la confianza y respeto del pueblo”.

Y refirió que el mundo “se ha ido alineando” en torno a la búsqueda de una solución a la crisis en el país; “incluso China ha dado muestras de estar a favor”.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.